divendres, 2 d’abril de 2010

Otro Qassam en Ashkelon causa pánico, sin dejar heridos - Aurora

Tensión en varios puntos de la ciudad, llenos de gente

Otro Qassam en Ashkelon causa pánico, sin dejar heridos

Aurora

Hamás había declarado estar comprometido a mantener la calma, pero la realidad marca que su postura dista de ser pacífica. Un cohete Qassam fue lanzado en el sur de Israel desde la Franja de Gaza la mañana del viernes, y aterrizó en un área abierta en la región de Ashkelon.

La sirena de Color Rojo sonó a lo largo de Ashkelon y sus alrededores en torno a las 11:45 de la mañana de hoy. No hubo informes de heridos o daños.

La sirena causó pánico en toda la ciudad. Muchos residentes estaban realizando compras antes del feriado, también había mucha gente paseando en la marina.

El alcalde de Ashkelon Benny Vaknin estaba en el puerto deportivo, cuando la sirena sonó, por lo que también debió correr a buscar refugio.

"Entré al refugio, que ciertamente no es lo suficientemente grande para todos. Hubo mucho pánico, las mujeres y los niños comenzaron a llorar. Traté de calmarlos. Definitivamente fue desagradable. La gente estaba asustada, y con razón. La verdad no se puede ocultar - más de la mitad de la ciudad no está protegida. Se nos prometió reforzar instituciones educativas. Si sigue así, nos reuniremos después de las vacaciones a considerar los siguientes pasos ", dijo Vaknin.

Eitan Kassantini, propietario del restaurante y pub Fishenzone en el puerto deportivo, tuvo que empujar a los clientes adentro del recinto, por su seguridad.

"Cuando se oyó la sirena, la gente dejó sus mesas y echó a correr presa del pánico. Hay pocas habitaciones seguras detrás del restaurante, pero definitivamente no es suficiente. Algunas personas regresaron, y otros simplemente se fueron", aseguró.

"En este momento, viernes por la tarde, por lo general tenemos decenas de mesas completas. La gente no viene ahora porque tiene miedo. Lo sabemos por las sirenas anteriores. Incluso aquellos que se quedaron después de la sirena, estaban muy estresados, y se podía ver en sus rostros", explicó Kassantini.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada