dilluns, 20 de desembre de 2010

Buscan a los dos árabes que asesinaron a una turista norteamericana

Buscan a los dos árabes que asesinaron a una turista norteamericana
Aurora

La policía y el servicio secreto Shabak continúa la búsqueda de los terroristas árabes que asesinaron a una turista cristiana norteamericana e hirieron gravemente a su amiga israelí, de origen británico, en un bosque del área de Beit Shemesh, cerca de Jerusalén.
Kaye Susan Wilson, de 46 años, una guía de turismo que pertenece a la comunidad judía mesiánica, que vive en Pisgat Zeev, explicó que escapó al fingir que estaba muerta.
Wilson dijo que decidió junto con su amiga Kristine Luken (foto), de 40 años, vinculada a la rama británica del ministerio global CMJ (Ministerio de la Iglesia ente el pueblo Judío) del complejo que tiene Iglesia Cristiana en la ciudad vieja de Jerusalén, realizar una caminata por el bosque en los alrededores de Jerusalén, entre Tzur Hadasa y Beit Shemesh, cerca del sitio arqueológico Jirbet Hanut.
En el camino aparecieron dos jóvenes árabes pidiendo agua, Wilson respondió en hebreo que no les sobraba agua, pero se sintió incómoda con la situación.
Wilson le dijo a Luken que debían salir del lugar, pero fue demasiado tarde.
Mientras las mujeres comenzaban a abandonar el sitio y mirar el mapa, los árabes las agredieron. "Todo pasó demasiado rápido", señala Wilson. "De repente nos atacaron, y uno sacó un enorme cuchillo, como un cuchillo de pan con diente de sierra".
Wilson recuerda que los terroristas le ataron las manos atrás de la espalda y que estaba asustada, pero que Logan se puso histérica; y en ese momento comenzaron a apuñalarlas.
"Uno de ellos se volvió a mi alrededor y vio que portaba un collar con la estrella de David", dijo Wilson. "Quitó la estrella de David como un caballero y luego me apuñaló doce veces".
Wilson se dio cuenta que el cuchillo no le había atravesado el corazón, entonces fingió estar muerta. Tendida en el piso puedo escuchar a su amiga siendo apuñalada, pero no podía hacer nada para ayudarla.
Cuando se aseguró que los atacantes se habían ido, Wilson corrió hacia la autopista cercana. Tras caminar una corta distancia, fue avistada por un grupo de niños que llamaron a la policía.
Tras una intensiva y masiva búsqueda, el cadáver de Luken fue hallado a unos pocos cientos de metros del sitio donde fueron apuñaladas. Wilson fue trasladada al hospital Hadasa Ein Kerem de Jerusalén donde se está recuperando en condición estable.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada