dissabte, 31 de març de 2012

Primavera antisemita - Autor: Bernardo Ptasevich

Primavera antisemita



Emerge a la superficie el odio a los judíos


Autor: Bernardo Ptasevich


El futuro incierto de la primavera árabe tendría que dejar paso en esta fecha a la llegada real de la estación en la que deberían florecer nuevas ilusiones. En


su lugar asistimos a un lamentable florecimiento de las peores miserias que tienen algunos seres que merecerían llamarse inhumanos.


Mientras en la Argentina miles de simpatizantes de fútbol gritan a viva voz canciones antisemitas y racistas, asesinos supuestamente integrantes de grupos xenófobos y extemistas matan en un colegio judío de Francia a 4 personas (incluidos 3 niños). Se supone que incluso han filmado sus hazañas para con ello sentirse poderosos y populares. Se creen muy valientes persiguiendo chicos por los corredores y asesinándolos a sangre fría. La indefensión de estos pequeños le aseguraron al asesino que no tendría resistencia. Estos dos hechos separados geográficamente por un gran océano tienen sin embargo puntos en común. Aunque no puede compararse la vociferación en masa de insultos y amenazas con el asesinato indiscriminado de personas por motivo de su religión. Lo primero es el preámbulo de lo segundo. Gritando al unísono en un partido de futbol ante cámaras y autoridades “matando judíos para hacer jabón” enseñan a odiar e inculcan en cabezas huecas y corazones vacíos, que si lo hacen no pasará nada. Individuos extremistas como el asesino de Toulouse son el resultado de no haber parado a tiempo el problema.
Chacarita vs. Atlanta


En la Argentina no se detienen los ataques antisemitas. Por más que los gobernantes vayan a los actos recordatorios de los atentados de la AMIA y de la Embajada de Israel, no dejan de hacer oídos sordos y dejan de tomar las medidas necesarias para que no sigan pasando estas cosas. Personajes públicos se dan el lujo de insultar a los judíos y a Israel sin sufrir ningún tipo de castigo. Imbéciles hinchas de fútbol pueden violar todas las leyes contra la discriminación siempre que sea contra los judíos. Si el gobierno y las autoridades no actúan al respecto será porque están de acuerdo con lo que ellos hacen. Lo sucedido en el último partido entre Chacarita y Atlanta ha superado todo lo que pudimos escuchar anteriormente e incita directamente al ataque gratuito de objetivos o personas de la comunidad. Muchos de ellos pasarán de los insultos y amenazas verbales a los hechos, porque, “igual no pasa nada!”Producen náuseas muchos de los comentarios de lectores en diferentes páginas de Internet o diarios que destilan tanto antisemitismo y ponen al descubierto todo el odio acumulado y guardado en muchos intolerantes de este siglo.
Pueblo y gobierno francés reaccionan contra la tragedia


No se trata de un loco suelto. El asesino de Toulouse es un fiel representante de la intolerancia, el racismo y el antisemitismo que anida en mucha gente. Es el extremo más violento de grupos que odian todo lo diferente, sin darse cuenta que ellos son los diferentes y que no tienen cabida en este mundo. Matar por matar, matar por placer, matar por las creencias que profesaban las víctimas, matar a niños indefensos es un crimen altamente agravado. Es la crueldad más espantosa que pueda exteriorizarse y así lo han hecho. Si buscaron con eso asustar o dividir a los judíos del mundo han logrado todo lo contrario. Si quisieron mostrar que los franceses odian a los judíos y están en su contra también les ha salido mal. El pueblo francés en su mayoría y también el gobierno han reaccionado con mucha determinación contra este episodio. Los judíos del mundo se han unido para repudiar estos hechos. Muchísima gente se empieza a dar cuenta quienes son los malos de la película, quienes son los que no respetan la vida, quienes son los que toman sin permiso el futuro de unos niños cuyo pecado fue haber nacido en una familia judía. Se han llevado cuatro personas sin derecho alguno, pero no les servirá para llevar a cabo sus planes. Los ciudadanos del mundo, las personas de bien que las hay por millones, no les permitirán salirse con la suya.
Una generación que no respeta la vida


El mundo se ha llenado de dictadores intolerantes. Cada uno de ellos tiene sus adeptos y seguidores. Si el que admiran puede matar, si puede amenazar, si puede insultar, entonces ellos también pueden. Así reaccionan miles de personas que creen en políticos y dirigentes corruptos, violentos y extremistas. Cuando la vida no tiene valor suceden todo tipo de atentados y matanzas. Cuando los asesinos no respetan siquiera su propia vida y la ponen en juego en cada acción que acometen, no hay mucho que pueda hacerse en pos de una solución. Para ellos no hay ley que los amenace ya que están dispuestos a morir por causa de su fanatismo. Como persuadir a un loco asesino para que no mate a otros si no le importa su propia vida?
Violación a la privacidad nos muestra una cruda realidad


Hoy en día no hay ley que asegure la privacidad de los individuos y si las hay no es efectiva. Se ha puesto de moda infiltrarse en correos electrónicos y sitios de la red para conocer los secretos de muchos poderosos. Esta mal, no hay duda que está mal robar conversaciones privadas, pero de pronto nos enteramos de cosas que jamás podríamos haber conocido. Al presidente sirio B. Assad y a su familia le tomaron prestadas unas 30.000 conversaciones y mensajes. Allí aparecen algunas burlas de su esposa conversando con amigas, haciendo referencia a la ciudad de Homs y sus habitantes, cuando simultáneamente las fuerzas del gobierno la estaban atacando. En otras conversaciones la mujer de Assad dice, “yo soy el verdadero dictador, mi esposo no tiene opciones”. En una tercera comunicación con una presunta influyente amiga que vive en otro país árabe, le dice “nos van a matar”, todavía existe la posibilidad de que nos reciban allí?, y agrega, estaríamos seguros en ese lugar? Todo esto haría suponer, de ser cierto, que el régimen de Siria no está tan fuerte como quiere mostrar su presidente. Mientras tanto Assad sigue matando con sus fuerzas leales a cualquiera que se ponga en su camino. El síndrome Gadafi y Mubarak, le dicen que si pierde seguirá el mismo camino. Como un león acorralado matará mientras pueda y tratará de mantenerse en el poder con la ayuda de Irán y Rusia. Ultimamente las primaveras vienen llenas de odio y de violencia.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada